Poesía | Nueva Oportunidad

Una hermosa mariposa,
hoy encontré en el camino.
Empolvada y sin aliento,
morir parecía su destino.

Evidente fue la agonía,
volar, ella no podía.
Sus alitas maltratadas,
le negaban alegría.

En mi mano la abrigué,
con mi dedo, estimulé,
queriendo y sin querer,
mariposa se puso de pie.

¡Oh, hermosa mariposa!
Grata sorpresa me has dado.
Has vuelto de nuevo a la vida,
tus alas se han desplegado

Con nueva oportunidad,
la aviento hasta su hogar,
acomoda ya tu alcoba, y…

¡Nunca dejes de volar!

¡Gracias por leer, comentar y votar!

@belkisa758. Fotos propias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *