Arañas en Mi Diario Caminar

Desde que inicié mi travesía diaria por la montaña vengo fotografiando y registrando diferentes tipos de animales, plantas y flores con las cuales me voy topando en el camino.

Algo que desde el inicio llamó mi atención pero que aún no había comentado porque me costaba mucho dejar evidencia era, sobre las telas de arañas y el arácnido que la fabrica.

Es curioso ver unos árboles en el camino que parecen estar cubiertos de humo o neblina cuando en realidad quien los adorna es una gigantesca tela de araña. Allí, cuando lo detallé con calma, visualicé cualquier cantidad de insectos que han quedado atrapados en las redes de las astutas tejedoras.

Pero, ¿qué es lo difícil? Encontrar la o las arañas tejedoras. Aún así, confié en ese momento preciso como el de estos días donde tendría la oportunidad de retratar alguna.

Esta araña la llamé araña rana por su parecido con ellas. De verdad no tengo ni la más remota idea de cómo se llame pero parece una ranita jardinera.

No sabía de la existencias de tantos tipos de arañas, cuando leí para enriquecer mis conocimientos, encontré que existen 50.000 especies diferentes en el mundo ¡Son demasiadas para mis gustos!

Se dice que a pesar de la cantidad de especies, existe similitudes entre muchas de ellas ¡Con razón cuesta tanto identificarlas!

Observen esta otra especie, diría que es una araña mona o tarántula, o qué sé yo je,je,je… Lo cierto del caso fue que me invadió el terror cuando la miré, ¡me pareció muy grande! Además, es sumamente rápida, cuando intentamos agarrarla para llevarla a otro lugar se escondía en cualquier rincón.

La foto quedó perfecta, capturó sus ocho patas, su cuerpo peludo y alguno de sus ojos.

Las arañas, curiosamente cuando se encuentran en etapa joven, si pierden alguno de sus miembros, pueden regenerarlos, ¡pero ojo!, solo si están jóvenes.

Para mí esta araña es horrible y hasta peligrosa sin embargo, solo un grupo muy reducido de ellas poseen veneno fuerte capaz de arremeter a un ser humano. Sus picadas se comparan con la de una abeja o en casos extremos puede ser más dolorosa.

Esta otra especie me pareció más rara aún. Se encontraba en una rama cuando la vi pero más adelante cayó en el suelo. Tiene una especie de caparazón como el de una tortuga, aunque no sé si tenga la misma consistencia.

Lo extraño del arácnido fue su comportamiento. Cuando se sintió amenazada comenzó a enrollarse hasta meter sus patas y cabeza en la concha, por eso la comparación con el reptil.

los movimientos envoltorios fueron rápidos, creo que trataba de camuflarse entre las hojas a pesar del color que la diferenciaba.

Me hubiese gustado capturar la bola perfecta que formó con su cuerpo pero, ese mecanismo de distracción fue efectivo para caer rápidamente al suelo y alejarse del sitio.

Bien curioso el estilo de vida y forma de actuar de las arañas, no me había detenido nunca a observarla pero, siempre hay una primera vez y esta experiencia para mí fue única.

Al igual que otros insectos las arañas contribuyen con el medio ambiente, son las encargadas de filtrar cantidades de insectos evitando así el brote de epidemias.

No es que sean as mascotas preferidas de ninguno pero, siempre será importante dejarlas en sus espacios naturales.

_____

¡Gracias por leer, comentar y votar!

Banner diseñado con la herramienta de PowerPoint @belkisa758. Fotografías de mi propiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *