Gatos Mis Mejores Modelos

Hoy no fue día de paseo por la montaña pero sí de una corta caminata y ejercicios simples por el parque de la residencia. La mañana estuvo fresca y cada momento debe ser oportuno para contactar con la naturaleza.

Este pequeño gatito me estuvo coqueteando por largo rato. Caminó conmigo por el parque y se posó sobre mis pies como si me conociera desde hace mucho tiempo.

Era gracioso ver las poses que tomaba con el fin de lograr su objetivo, mantenerse a mi lado. Mientras estuve el parque no dejó de moverse ni de hacer travesuras, incluso, mientras hacía algunos ejercicios en las máquinas, se mantenía cerca de mí.

Los gatos son otros de los amigos fieles del hombre. Hay quienes afirma que son mucho más amigables que los perros. Nunca he sentido mayor afinidad con los felinos, la cantidad de pelos que suelen soltar de sus cuerpos ha hecho más bien que los mantenga a distancia. También le he tenido temor a sus garras, no porque me hayan aruñado sino posiblemente por mi misma ignorancia con respecto al trato y relación con ellos y los cuentos narrados sobre ellos.

Recuerdo de niña cuando nos contaban que los gatos eran traicioneros y mataban a sus dueños durmiendo. Decían que cuando uno dormía, la vena en la zona del cuello era atractiva para los felinos y al ver algún movimiento en esa zona, atacaban sin piedad. Obviamente, esto le quitaba las ganas a cualquiera de tener un gato como mascota.

Unos minutos más tarde apareció otro tierno gato, ya a partir de ese momento me di cuenta de la forma tan particular que tienen para llamar la atención de las personas. Estos gatos son agradablemente sociales. Cada visitante del parque es bien recibido por ellos, este amigo es un experto trepando árboles y desde allí comienza su coqueteo.

como pueden observar, la correa en su cuello indica que el gato gris no es de la calle, tiene dueño y es posible que nuestro encuentro haya tenido la misma intención. Tiene cara de bravo pero para nada lo estaba. También se acercó para saludarme aunque, no se acercaba al otro compañero. Mientras uno permaneció llevando sol, el otro trepaba animado y divertido.

Les cuento que fue mi primera experiencia fotografiando gatos, nada difícil. Como les digo, son animales sociables y nada esquivos, no le temen a la cámara, ni tampoco a que se le acerquen, esto último fue para mi una gran ventaja. Me encantaron las fotografías, una más tierna que la otra.

De todos los animales que he retratado, creo que los gatos son los más fotogénicos. Quedaron hermosos mis amigos.


¡Gracias por leer, comentar y votar!

Banner diseñado con la herramienta de PowerPoint @belkisa758. Fotos propias tomadas con el teléfono Samsung Galaxy J7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *