Francisco Quevedo el Poeta

 

Fuente


¿Conoces al escritor español Francisco Quevedo? Para comenzar es importante acotar que fue hijo de padres que asumieron altos cargos la corte española, esto hizo que desde niño, Quevedo, se mantuviera en contacto directo en el mundo de la política y obviamente de la nobleza.

Su lugar de nacimiento fue Madrid y el año, 1580. Realizó estudios en el colegio imperial de los jesuitas y, posteriormente, en las Universidades de Alcalá de Henares y de Valladolid.

Francisco Quevedo fue un extraordinario poeta. Sin embargo, inclinó estudios hacia la teología y otras artes porque con su intelectualidad derrochaba sabiduría.

A partir de sus estudios teológicos es cuando comienza a relacionarse con gente importante de la nobleza como el duque Osuna a quien dedicó los escritos traducidos de Anacreonte, gran poeta lírico, los cuales fueron registrados en griego .

Su participación en la alta nobleza, como secretario de Estado, trajo consigo muchos aprietos. No sabemos si la naturaleza de Quevedo era conflictiva o por el contrario se fue volviendo habilidoso para no escapar de tantos problemas.

Fue acusado, al parecer de manera injusta, de haber participado en la conjuración de Venecia, luego de eso, el caos se apoderó de su vida por determinado tiempo. Al presentarse la caída de duque Osuna, se le condena al destierro.

Al superar la crisis, consigue el apoyo del conde-duque de Olivares y con su entera confianza lo nombra secretario real otorgando un título honorífico.

Pero, la confianza duró poco dado a que Quevedo desacató órdenes de la persona quien le brindara una mano amiga. Olivares había sugerido no elegir a Santa Teresa como patrona de España. Quevedo , haciendo caso omiso, no acata el llamado y esta acción le costó un nuevo destierro en el convento de San Marcos de León para el año 1628.

Reaparece nuevamente en la corte para continuar en el mundo de la política. En 1963 contrae nupcias con Esperanza de Mendoza, viuda y gran amiga de la esposa de Olivares. La relación tampoco funcionó mucho y se separó al poco tiempo.

Un nuevo hecho de corrupción envuelve el ambiente de Quevedo y el conde-duque no duda en desconfiar de su servidor. En 1639 otra vez la cárcel en el convento de San Marcos espera a Quevedo para abrigarlo por cuatro largos años.

El espacio era muy reducido y al salir de allí su salud se encontraba comprometida, es aquí donde decide retirarse definitivamente del ambiente donde no consiguió mayores beneficios.

En el mundo de la literatura, Quevedo cultivó todos los géneros literarios de la época donde se desenvolvió. Su pasión desde temprana edad fue la poesía. Aprovechando su carácter rebelde, escribió sonetos satíricos y burlescos así como poemas Barraco. Los contenidos expuestos en sus obras reflejaban añoranzas, desencantos y la muerte siempre bajo el contexto del amor.

El rechazo del gongorismo, tradición literaria poéticas de difícil comprensión e influenciada por Luís de Góngora, le ayudaba a despertar su creatividad y lo exhortaba a publicar sátiras en honor burlesco a su rival.

Con este estilo consiguió gran aceptación en sus letrillas y romances.

Otras producciones de Francisco de Quevedo las realizaba en forma de prosas extensas. Escribió tratados políticos, obras ascéticas y de carácter filosófico y moral.

Quevedo definitivamente se destacó en los escritos de sus obras pero, más allá de sus grandes dotes como pensador, se resalta de él, su dominio en el uso de la lengua castellana, en todos sus registros, según se expresa en los documentos, Quevedo, no tenía rival al momento de escribir.

Un modelo perfecto de sus escritos y el cual desde que leí me gustó mucho es el siguiente:

Definición del amor

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.
Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo;
enfermedad que crece si es curada.
Éste es el niño Amor, éste es su abismo.
¡Mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo!

Francisco Quevedo

¡Gracias por leer, comentar y votar!

*Banner diseñado con la herramienta de PowerPoint @belkisa758.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *