Hormigas Rojas, una Colonia Fuerte y Trabajadora

Una colonia de hormigas laboraba fuertemente cortando y llevando hojas a su nicho. En fila y de forma muy organizada, no paraban durante la marcha.

Las hormigas evolucionaron de insectos parecidos a las avispas hace aproximadamente ciento treinta millones de años, de allí su parecido con ellas.

En esta toma recorté la fotografía para apreciar el cuerpo de una de las hormigas. Se observa en su morfología tres secciones, la cabeza más grande que el resto del cuerpo y la cola como un pequeño globito, entre las partes se pronuncia la pequeña cintura.

Además posee un par de pinzas en la boca como la de los cangrejos en sus patas delanteras, con ella cortan las hojas y también producen fuertes picadas si se les molesta mucho.

La fuerza de la hormiga no ha de comprobarse científicamente, tan solo con ver la actividad que realiza es suficiente para certificarlo.

Esta hormiga llevaba la hoja de forma horizontal y caminaba tan rápido como si estuviese sin nada encima. Si en la carrera tropiezan con otra hormiga no se frenan, siguen la ruta como si nada pasara.

Estas hormigas no son tan pequeñas como otras, por el contrario, creo que su tamaño es pronunciado y sus tenazas bien pronunciadas. Las observamos trabajando desde lejos porque su picada puede producir fiebre.

En esta colonia parecen convivir hormigas negras y rojas incluso el llamado bachaco culón, un bachaco agresivo que parece quemar la piel cuando ataca.

Durante el proceso de observación, las hormigas trasladaban a su colonia hojas verdes y secas, pequeñas ramas y hasta otros insectos como la cigarra a quien seguramente le había inyectado alguna dosis letal con sus pinzas.

El color de la tierra donde se encontraban las obreras es rojiza como la visualizan en la foto principal. Sin embargo me parece que es el color que se extrae desde las profundidades de la colonia porque la parte superficial es marrón natural.

Si una hormiga es capaz de duplicar su peso cargando cualquier cosa de su interés, no sé como llamar a la fuerza empleada por esta hormiga quien trasladaba no una, ni dos hojas, sino seis.

Fue interesante ver el trabajo laborioso de las hormigas. La naturaleza sigue ofreciendo más de sus bondades, apreciarla es una excelente experiencia. Si posees más información sobre las hormigas y quieres compartirla, por acá estaré atenta.


¡Gracias por leer, comentar y votar!

Banner diseñado con la herramienta de PowerPoint @belkisa758

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *